No es literatura para viejos

15

Sumergido entre tanto libro, mi hermano un día saltó al leer un artículo sobre la llamada alta literatura en una revista:

—¿Pero por qué tiene que ser alta literatura lo que ellos digan? ¿Por qué es menos literatura la que se centra en el contenido y en el argumento que la que se centra en la forma? Yo entiendo que haya gente a la que le guste una novela por la forma en la que está escrita o el estilo y no por el argumento. ¿Por qué ellos no pueden entender que a mí me guste otro aspecto de la literatura? «A los que nos gusta leer», dicen. ¿Qué pasa, que los que se leen El código Da Vinci o algún libro de Santiago Posteguillo no se lo pasan bien leyendo? ¿Qué pasa, que esa literatura no es buena porque lo dice todo de manera directa, rápida y entretenida? No hay derecho a que la gente que se inventa lo que es la literatura, porque así lo es para ellos, impongan los criterios para valorar una obra. Como si la literatura fuera suya. Pues a mí me gusta también leer obras que se centran en el argumento y no tengo por qué criticar a los que disfrutan con la forma y el estilo.

»Además, ¡qué narices!, a mí también me gusta leer poesía. ¿Soy por ello mejor lector que el que se lee un best seller? ¿Me gusta más leer? ¿Por qué tiene que haber alta y baja literatura? ¿Por qué no se puede hablar de distintos criterios a la hora de valorar una obra? Ya estoy harto de la gente que, no estando conforme con lo que hace, se dedica a menospreciar lo que hacen otros para así sentirse superiores. ¿Por qué alta literatura? ¿Porque es demasiado elevada para los que no disfrutan de la lectura? ¿Es inaccesible para ellos? ¿Por qué no se lo pasa bien cada uno como quiera y deja a los demás en paz?

»Y luego se quejan de que la juventud actual no lee. ¿No lee o no lee lo que ellos quieren? Claro, como a la juventud siempre se la considera idiota… ¡Qué buena manera de hacer que la humanidad avance!

Dicho esto, mi hermano se serenó y en un acto de rebeldía se puso a leer la Wikipedia.2015-05-12 12.28.34

Como en cualquier arrebato, mi hermano, por arremeter contra determinado tipo de personas, la tomó con aquello que defienden, sin ser del todo consecuente con lo que él siente al respecto.

En cualquier caso, a raíz de este disgusto, quizás para vengarse, empezó un blog en el que pone nota a películas y libros que va viendo y leyendo. En el ranking llama la atención ver que novelas clásicas muy valoradas por los críticos como La busca de Baroja, La colmena de Cela o La saga/fuga de J. B. de Torrente Ballester y películas de Hitchcock, de Woody Allen y de Almodóvar están en una posición más baja que libros como El código Da Vinci y Africanus o películas como Ahora me ves, comedias del tipo de American Pie y Dos tontos muy tontos y películas de acción tipo La Roca o Kick-Ass. Y a él le encanta que así sea.

Capítulo siguiente   Capítulo anterior

Índice

Anuncios

4 thoughts on “No es literatura para viejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s